VANESSA BÓSQUEZ, UNA MUJER SIN BARRERAS #VamosMujerEmprendedora #DíaDelTrabajo

¡Feliz Día del Trabajo, TRABAJADORES! 

Hoy es un día especial para quien se esfuerza y nunca se detiene en ese camino hacia la realización de sus metas. Quiero compartirles mi sentir con respecto a las diferentes celebraciones. Como han visto, escribo mucho basándome en este tipo de celebraciones y es porque realmente disfruto al reflexionar sobre lo que cada día se conmemora, agradecer e inspirarme. Los invito a practicar lo mismo, es una forma de encontrar más motivos para ser feliz día tras día. 

Por ser el Día del Trabajador, les tengo a la mujer emprendedora de MAYO y estoy segura que ella los va a dejar inyectados de energía positiva para arrancar con todo este mes y agradecer, en una fecha como hoy, por estar sanos y con oportunidades laborales.

Primero conozcamos cómo nace el Día del Trabajo:

Es una fecha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago, quienes marcharon para que se establecieran mejores condiciones laborales y la jornada de las ocho horas de trabajo, vigente hasta hoy.

Esta jornada de lucha reivindicativa estuvo dirigida por el movimiento obrero de los cuales un grupo de sindicalistas anarquistas fueron ejecutados en Estados Unidos por participar en las marchas masivas que se iniciaron el 1 de mayo de 1886. Sin embargo, es ahora una fecha que celebran los trabajadores en general. 

Antecedentes. Las ocho horas de trabajo eran un reclamo que se venía realizando desde la primera mitad del siglo XIX, en el contexto de la revolución industrial, marcada por jornadas de hasta 18 horas, salarios miserables y condiciones laborales de semi esclavitud. “Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa”, era la consigna de los sindicatos que exigían el cambio. 

Ahora sí, les presento a una trabajadora la cual ha demostrado que NO HAY limitaciones para quien realmente quiere hacer realidad sus sueños.

Ella es Vanessa Bósquez, quien a sus 37 años es técnica en archivología en el SENADIS (Secretaría Nacional de Discapacidad). Además, tiene una gran pasión a la que también le dedica tiempo: la pintura. Empezó a desarrollar este talento en su infancia a través de dibujos fáciles en hoja blanca, luego pasó a la cartulina y ahora hace sus cuadros. Vanessa utiliza: acuarela, gouache, lápiz especial y acrílico. 

Conocí a Vanessa en el SD FASHION DAY organizado por SD Padres en Acción, un evento donde celebramos el Día Mundial del Síndome de Down. Allí tuve la oportunidad de entrevistarla y me cautivó; ese mismo día y frente al público le propuse ser una de las mujeres emprendedoras de www.sheldrysaez.com

Vanessa tiene Síndrome de Down; pero aunque la sociedad muchas veces ve esta condición como una límitación, ella tiene muy claro que no existen barreras en su vida. Estudió su primaria en el Instituto Bilingüe Santa María La Antigua, su secundaria fue en el Colegio Parroquial San Judas Tadeo y luego entró a la Universidad de Panamá. Más tarde y motivada por su madrina, tomó cursos de pintura en Ganexa.

Me contó que su experiencia con Síndrome de Down no fue mala porque ha recibido apoyo desde pequeña, su mamá la apoyó en todo momento en las tareas. Gracias a su madre, llegó lejos en los estudios.

Ella agrega: “Hay mujeres embarazadas que no aceptan a personas con Síndome de Down y abortan a su bebé; pero no estoy de acuerdo con eso porque todos merecemos nacer y conocer el mundo. A los padres con hijos que tienen Síndome de Down los motivo para que acepten a sus hijos porque ellos se merecen todo tu amor; ayuda a tu hijo a seguir adelante y proyectarse en la vida.” Concluyó diciendo: “A las personas con Síndome de Down los invito a que cumplan sus sueños.”

Para Vanessa Bósquez su condición no es un obstáculo. En varias ocasiones durante la entrevista, me mencionó que para ella es sumamente importante cumplir con su propósito.

Pueden ver el trabajo de Vanessa en Facebook (Vanessa Bosquez Frabette) y su contacto para comprar sus pinturas es: 6493-3810

Ya yo tengo dos de sus pinturas, al verlas recuerdo que la vida muchas veces nos enfrenta con obstáculos; pero contamos con una fuerza para derribarlos y se encuentra dentro de nosotros. Repite cada día: “Hay un poder infinito dentro de mí” y verás inusuales manifestaciones en tu vida. El arte de Vanessa me dice que no hay limitaciones cuando uno persigue su pasión. Ella es un ejemplo de superación constante y una invitación para que apreciemos la valiosa vida que tenemos y hacer de ella una historia digna de contar.

Creo que está de más decir por qué la elegí; sin embargo, como amo escribir, les cuento que la elegí porque es un orgullo para todas las mujeres que amamos emprender, Vanessa me dio una lección de vida: ¡Deja de quejarte, ama la vida y cumple tu propósito! ¡Al carajo los límites!

Como siempre hago, les dejo tres puntos que me llamaron la atención de la historia de emprendimiento de Vanessa:

  • Las personas con Síndrome de Down merecen las mismas oportunidades laborales y cuentan con toda la capacidad para emprender.
  • El apoyo de los padres es fundamental. Síndrome de Down no es una enfermedad, es una condición con la que un ser humano puede vivir perfectamente. No limites a tu hijo, ayúdalo a desarrollar sus talentos y a ser un agente activo en la sociedad.
  • Valoremos el arte. Una pintura lleva preparación y esfuerzo de la misma manera como cualquier otro trabajo.

Aprovecho la oportunidad para invitar a mis lectores a trabajar por una sociedad más inclusiva. Aclaro que inclusión no es solo tener una infraestructura amigable para personas con discapacidad, sino también, brindar las mismas oportunidades de trabajo. ¡Todos somos iguales y tenemos los mismos derechos! ¡Respetémonos los unos a los otros!

No me quiero despedir sin antes compartirles algunos mensajes de motivación para que este mes de mayo que inicia con el Día del Trabajo, sea un mes especial en donde podamos concretar muchos planes y tomar decisiones que nos cambien la vida. ¡No dejes de evolucionar!

  • Siempre y cuando sea honrado, y además tu gran pasión, nunca te avergüences de tu trabajo. Pena da robar, pena da ser un parásito, pena da quedarse todo el día viendo televisión. ¡Hazlo con orgullo! Eso sí, sé el mejor en lo que haces. ¡El mejor!
  • Valora tu trabajo. Aunque no lo creas, hay muchas personas que en estos momentos desearían estar sentado donde tú estás. Y recuerda: hay oportunidades que llegan una sola vez. ¡Pilas con esto!
  • Agradece que puedes trabajar y levántate todas las mañanas dando gracias a Dios porque tienes la oportunidad de ejercer.
  • Deja de vivir en la lucha. No soporto escuchar a las personas aburridas con su trabajo. Si no te gusta donde estás, entonces muévete a donde sí quieras estar. Y si tu trabajo te gusta, pero el hecho de trabajar te da pereza… ¡Deja de quejarte! El trabajo es parte de la vida y eso no va a cambiar. Estamos en este mundo para cumplir un propósito y si aún no eres consciente de esto, despierta porque puedes estar malgastando la única vida que tienes.
  • Piensa en grande y lograrás cosas grandes.
  • Sin sacrificio no hay victoria.
  • Da la milla extra.
  • ¡CUMPLE TUS SUEÑOS!



Besos, 
Sheldry

Comenta aquí









    Mis post más leídos...

    ...

    "Actúa como dama pero piensa como hombre" Lo que los hombres piensan realmente...

    Aquí les va otra recomendación sobretodo para las chicas que les gusta los libros más atrevidos. En "Actúa como dama pero piensa como hombre’", Steve Harvey nos...

    28931 23/08/2015

    ...

    ¿POR QUÉ LOS HOMBRES HACEN LO QUE HACEN? LAS CINCO PREGUNTAS QUE UNA MUJER...

    Hola chicas y chicos, estoy perdida de por aquí desde la semana pasada; lo que ocurre es que estoy remodelando mi apartamento y esto me está tomando más tiempo de lo esperado....

    15292 16/06/2016

    ...

    LA ESENCIA DE UN INTERIORANO

    Este blog post va especialmente dirigido para todas las personas que nacieron y crecieron en el interior de un país; es decir, en provincias alejadas de la capital.  En mi caso, soy de...

    15161 04/11/2016